La entidad financiera ABANCA y el Centro de Empresas La Curtidora han renovado su acuerdo de colaboración por el que las dos entidades manifiestan su compromiso con el crecimiento y la viabilidad de las empresas asturianas.

El convenio ha sido firmado esta mañana en el Ayuntamiento por parte del coordinador de Negocio Institucional de ABANCA en Lugo/Asturias/León, José Antonio Maira, y la alcaldesa de Avilés y presidenta de la Sociedad de Desarrollo La Curtidora, Mariví Monteserín. El acto ha contado con la presencia del concejal de Desarrollo Urbano y Económico, Manuel Campa, y directivos de la entidad financiera.

A través de este acuerdo, el banco pone a disposición de las empresas asociadas un plan de financiación que les permita dar respuesta de forma integral a sus necesidades. El documento recoge una serie de productos y servicios para la realización de inversiones y reforzar la competitividad de los proyectos actuales.

A mayores, los empresarios cuentan con productos a su disposición diseñados específicamente, como préstamos personales e hipotecarios, con amplios plazos de amortización, posibilidad de carencias e intereses muy competitivos.

Asimismo, en el acuerdo se recogen soluciones para las necesidades más inmediatas que demandan las actividades del día a día. De este modo, las empresas contarán con otros productos y servicios como pólizas de crédito, líneas de descuento comercial y de comercio exterior, confirming, factoring o avales.

Los asociados podrán aprovechar las ventajas que les ofrece el Programa Servicios ABANCA, que permite ahorrar en el pago de los servicios bancarios más habituales gracias a su vinculación con el banco. La entidad financiera también ofrece servicios como la banca electrónica o tarifas personalizadas en el alta y mantenimiento de los dispositivos TPV físicos y virtuales, estos últimos de especial relevancia debido al auge del comercio por internet.