Partiendo de preguntas aparentemente sencillas como ¿De qué están hechas las cosas? o ¿Por qué se rompen los objetos? esta muestra busca acercar al público la ciencia y la tecnología que hay detrás de cada objeto.

Para tal efecto, nos encontraremos con una serie de utensilios, tales como enseres de cocina, elementos presentes en cualquier casa como un tornillo o que sean de uso cotidiano, como los elementos de cualquier medio de transporte, desde partes de un coche a las vías de un ferrocarril.

De cada uno de los elementos definidos se contará con una muestra que el visitante pueda tocar y observar, pudiendo observar la estructura y microestructura de dichos objetos, así como la correlación entre la microestructura, el producto/objeto y las propiedades que deben tener durante su uso.

La dirección científica de la exposición corre a cargo de técnicos del Centro del Acero.